El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es el trastorno psiquiátrico más frecuente en los niños y niñas. Actualmente lo padece el 5% de la población infantil-juvenil, lo que equivale a uno o dos niños por aula.

Este trastorno es biológico, de origen neurológico, provocado por un desequilibrio existente entre dos neurotransmisores cerebrales: la noradrenalina y la dopamina, que afectan directamente a las áreas del cerebro responsables del autocontrol y de la inhibición del comportamiento inadecuado.

El TDAH provoca en el/a niño/a las siguientes alteraciones en su conducta:

  • Inatención
  • Impulsividad
  • Hiperactividad

Estos síntomas no siempre están presentes conjuntamente – existen distintos subtipos de TDAH – y se manifiestan en al menos dos ambientes de la vida del/a niño/a (en casa, en el colegio, etc.).

Estadísticamente, los niños son más propensos a tener TDAH que las niñas (una de cada de cuatro son niñas).

Por suerte hay muchos recursos para ofrecer al/a niño/a en cuanto a tratar este trastorno.

Que no cunda el pánico. Todo es mucho más fácil cuando nos ponemos en mano de un profesional. Psicólogos y psiquiatras nos ayudaran para hacer una vida más feliz a nuestros hijos y a los padres.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>