¿Qué es exactamente el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es el trastorno psiquiátrico más frecuente en los niños y niñas. Actualmente lo padece el 5% de la población infantil-juvenil, lo que equivale a uno o dos niños por aula.

Este trastorno es biológico, de origen neurológico, provocado por un desequilibrio existente entre dos neurotransmisores cerebrales: la noradrenalina y la dopamina, que afectan directamente a las áreas del cerebro responsables del autocontrol y de la inhibición del comportamiento inadecuado.

El TDAH provoca en el/a niño/a las siguientes alteraciones en su conducta:

  • Inatención
  • Impulsividad
  • Hiperactividad

Estos síntomas no siempre están presentes conjuntamente – existen distintos subtipos de TDAH – y se manifiestan en al menos dos ambientes de la vida del/a niño/a (en casa, en el colegio, etc.). Estadísticamente, los niños son más propensos a tener TDAH que las niñas (una de cada de cuatro son niñas).

Por suerte hay muchos recursos para ofrecer al/a niño/a en cuanto a tratar este trastorno. Que no cunda el pánico. Todo es mucho más fácil cuando nos ponemos en mano de un profesional. Psicólogos y psiquiatras nos ayudaran para hacer una vida más feliz a nuestros hijos y a los padres.

¿Qué es la hiperactividad?

Entre un 3% y un 7% de los niños la padecen Todos hemos oído hablar sobre la hiperactividad, pero no todos la reconocemos cuando la tenemos en nuestro país. Los resultados negativos en las calificaciones académicas de los niños pueden tener varias causas. En ocasiones, los padres consideran que lo que necesitan sus hijos para mejorar el rendimiento escolar son las clases de refuerzo. Lo cierto, sin embargo, es que, a veces, el problema es el Trastorno por Déficit de Atención, más conocido como Hiperactividad (TDA / H). Los estudios realizados con los niños demuestran que este trastorno es uno de los principales motivos del fracaso escolar y que, además, afecta a entre un 3% y un 7% de los alumnos. Suele darse más entre los niños que entre las niñas. Su componente genético es muy importante, del 75% concretamente; sin embargo, no todos los niños que padecen el TDA / H tienen antecedentes familiares. En este sentido, es importante tener en cuenta que también tienen un papel protagonista los factores ambientales. Aunque es una enfermedad que todos conocemos, es poco diagnosticada entre los pequeños. Así, a menudo se confunde una personalidad conflictiva con la hiperactividad, provocando que aquellos niños no reciban tratamiento y, por tanto, no mejoren la situación en que se encuentran. De esta manera, el primer paso para ayudar a la mejora de los rendimientos académicos y de las conductas de los niños que padecen el TDA / H es un diagnóstico a tiempo. Por otra parte, la mayor parte de los médicos consideran que el tratamiento a seguir para controlar la hiperactividad con los niños debe ser consensuado con los padres. Así, hay tres tipos de tratamientos: el farmacológico, el tratamiento conductual y el multimodal. Los padres, como en la mayoría de ocasiones, tienen un papel importante en la mejora de la conducta. No obstante, es importante destacar que los profesores también tienen un papel clave y que, sin embargo, todavía no se involucran del todo con esta afectación en las escuelas. En caso de que la conducta sea muy negativa, tanto en el entorno familiar como en el escolar, es recomendable llevar a los niños a una terapia psicológica individualizada. En definitiva, la hiperactividad y los trastornos que pueden acompañar deben ser diagnosticados por un médico y tratados bajo la supervisión del mismo. No obstante, aunque los profesionales de la medicina tienen un papel fundamental, no es menos importante el de los padres y los del entorno directo de quienes la padecen. Y es que el compromiso personal para reconducir el comportamiento de los niños debería ser siempre una prioridad.

tdahLos libros de la colección Chic&Trok, os ayudaran en los siguientes comportamientos:
LA CLASE DE LOS PEQUEÑOS ARTÍSTAS
Se trabaja: la autoestima, el respeto y la impulsividad.

PAULA ESTÁ MUY ENFADADA
Se trabaja: el negativismo desafiante y el respeto.

NURIA VA A LA PLAYA
Se trabaja: la impulsividad y la atención